FOTOGRAFÍA INMOBILIARIA: ¿QUÉ LLEVO EN MI BOLSA?


Una de las cosas que provoca mayor interés es lo que llevamos los profesionales en nuestra bolsa según para qué trabajos.


Transporto mi equipo en una maleta trolley de 4 ruedas (de las de tipo piloto) que me permite acceder al equipo desde arriba con mucha facilidad y cargar bastante material sin esfuerzo. De especial interés cuando trabajo solo en la calle. La adapté interiormente con separadores de otras bolsas fotográficas porque no existen maletas específicas de apertura superior.


Mi cámara principal es una Nikon D750. Sobran las presentaciones: uno de los mejores sensores de todos los tiempos, 24 Mp (de sobra), y cómoda pantalla abatible. La uso con su empuñadura.


Sobre objetivos hay tantas opiniones como usuarios y ninguna verdad absoluta. En mi opinión, un buen compromiso para ofrecer una visión realista sin distorsionar o exagerar demasiado la perspectiva se sitúa a partir de 16mm. 16 - 17 y 18mm serían para mi las mejores distancias focales para trabajo inmobiliario. Le dedicaré un artículo específico al asunto.

En la foto 17mm, 15-30 y 75-300. El 17 fijo es otras veces un 17-35 que está ahora en el SAT ajustando el autofoco.


El trípode de carbono que utilizo pesa 1,66 kg, se extiende hasta 182 cm (unos 2 m con rótula), soporta 8kg, tiene bloqueos de patas de palanca y la columna central – que tiene forma de Y para ahorrar 30% de espacio - se puede poner horizontal. Además, plegado y sin rótula cabe en una maleta de cabina de Ryanair.


Rótula Manfrotto 410 de cremallera.


Disparador remoto inalámbrico 2.4G (los infrarrojos no sirven porque no puedes disparar desde fuera de una habitación)


Portafiltros y filtro CPL (mi versión es el Kase k9, magnético para que sea rápido de poner y quitar)


Lume cube, flash de zapata (con soporte para separarlo y disparador remoto). Generalmente resuelvo la luz de apoyo con el cubito led, mi segunda opción es el flash. Si necesitara iluminar de verdad me llevaría los Bowens y unas ventanas.


Baterías y pilas para todo.


Pera sopladora/ paño microfibra


Tarjeta Colorchecker passport


Parasol plegable de tela (qué elegante me quedó lo del abanico)



De todo esto, lo imprescindible es la cámara, un objetivo del entorno de 17mm o 90º de visión horizontal (cuidado, los fabricantes se empeñan en dar solamente la cobertura diagonal) y el trípode. Todo lo demás ayuda, mejora o da tranquilidad.


© Andrés Irrazábal 2020

18 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now