• Andrés Irrazábal

¿Siete 600 o un Mercedes de lujo?

Permíteme una pregunta absurda: ¿Cómo preferirías hacer un viaje, pongamos de 1.000 km? ¿En siete viejos 600 o en un potente Mercedes de última generación?

La respuesta es obvia. Con el Mercedes llegarás antes, con más confort y toda la seguridad.

Con los viejos 600 todo son incertidumbres, no sabes en qué fallará cada uno de ellos, y suponiendo que llegues a destino, el camino será tortuoso, incómodo e inseguro. Y eso si no se quema el motor en el camino haciendo imposible el viaje.

Con las exclusivas inmobiliarias ocurre exactamente lo mismo.

Si crees que cuántos más lleven la gestión será mejor para la difusión de tu inmueble ten en cuenta que:

Sin exclusiva las agencias intentarán ocultar el emplazamiento y los datos de tu inmueble para que no se pueda identificar y no les “pisen” una operación.

Sin exclusiva dosificarán sus recursos y esfuerzos, primando otras propiedades frente a la tuya.

Sin exclusiva tendrás que coordinar las visitas con varios agentes y los interlocutores cambiarán constantemente.

En cambio, con exclusiva todo el esfuerzo y los recursos de que disponga la inmobiliaria se pondrán al servicio de tu inmueble.

Con exclusiva se evitan los riesgos para ambas partes, pudiendo publicitarse con los datos convenientes para atraer el interés de los compradores.

Con exclusiva, la mayor visibilidad genera más interés, visitas y ventas.

Con exclusiva la inmobiliaria invertirá en herramientas de marketing de calidad como estilismo y fotografía profesional.

Y más ventajas como planes de trabajo y programas de marketing personalizados, se reservan a los inmuebles en exclusiva.

La brecha que perciben los clientes entre las inmobiliarias de primer nivel y todas las demás es cada vez más profunda.

Las de primer nivel suelen trabajar en exclusiva y ofrecen asesoramiento y gestión muy personalizados. Generalmente asignan un agente exclusivo a cada inmueble, que conoce a la perfección la propiedad, en aspectos funcionales y jurídicos. La interlocución es fluida y se genera confianza.

También invierten en acciones de marketing de calidad, asesorando al cliente sobre la preparación de la vivienda para las visitas, realizando estilismo inmobiliario y sesiones de fotos profesionales que evidencien las fortalezas del inmueble.



No soy exhaustivo sobre lo que puede ofrecer un encargo de venta exclusivo, pero sí puedo afirmar que sin otorgar exclusividad difícilmente se consigue cualquiera de estos servicios.

No recuerdo que me hayan contratado alguna vez para fotografiar una vivienda no exclusiva. Extrapolen a todo lo demás. Eso es lo que pasa: sin exclusiva se da peor servicio, se invierte menos y como es lógico, se obtienen peores resultados.

© Andrés Irrazábal (2018)

(Fotos: reportajes de exclusivas para S&S Urban inmobiliaria, Engel and Völkers La Coruña, UnoUno interiorismo, InmoTK ©Irrazábal_studio)

24 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now